martes, mayo 08, 2007

EL NOBEL A JRJ EN LA PRENSA FRANQUISTA: DIARIO ARRIBA (II)



El diario ARRIBA publicó, en la edición correspondiente al 26 de octubre de 1956, y en páginas interiores, un artículo de Alejandro Daroca De Val titulado: "JUBILO EN MOGUER POR LA CONCESIÓN DEL PREMIO NOBEL A JUAN RAMON JIMENEZ" -"SU ALCALDE TRANSMITIO AL ILUSTRE POETA EL ORGULLO Y CARIÑO DE SU PUEBLO NATAL."

"Huelva. (De nuestro corresponsal) (...) En Moguer, su pueblo, se tuvo noticia oficial por un cablegrama que recibió su Alcalde, transmitido por la United Press.
(Nota.- El Sr. Alcalde se llamaba Juan Gorostidi. Al recibo del cablegrama envió, a su vez, un telegrama que fue dado a conocer en varios periódicos de tirada nacional)

(...) Una vez conocida la noticia oficial (...) se ha celebrado una urgente reunión en el Gobierno Civil de la provincia, presidida por el Gobernador y con asistencia del Presidente de la Diputación, Alcalde da la ciudad -en su calidad de Presidente de la Cátedra "Martín Alonso Pinzón"- y el Alcalde del pueblo de Moguer. Se acordó promover y organizar para fecha próxima un acto poético de homenaje nacional. Este acto se celebrará en "Fuentepiña", con intervención de destacados poetas españoles, entre los que se espera contar con Pemán, Rosales, Panero, Muelas, Montero Galvache y otros de la provincia."

Daroca de Val, que en aquella época era también director del diario onubense ODIEL, se recrea, unas lineas más abajo, con otra serie de homenajes previstos y traza una ajustada y breve biografia del autor galardonado, que termina con esta anécdota:

"(...) Citemos como ejemplo elocuente el del bodeguero que adquirió la mesa en que Juan Ramón escribió "Platero y yo" y que -dice- no la vendería por todo el oro del mundo, y el del albañil Pepe "el Quemao", que dejó escrita su voluntad con una acción tan poco cristiana como fue suicidarse arrojándose a un pozo que existe próximo al célebre Pino de la Corona, al borde del cual se halla enterrado el famoso burrito "Platero".

En su página 17 el diario ARRIBA se hace eco, a tres columnas, de la repercusión del premio en Estocolmo, San Juan de Puerto Rico y Huelva, muy parecidas, en su redacción, a las publicadas en otros periódicos. Lo titula: "JUAN RAMON JIMENEZ RECIBIO LA NOTICIA DEL PREMIO NOBEL JUNTO AL LECHO DE SU MUJER, ENFERMA DE CANCER", y resalta las palabras del Secretario de la Academia Sueca:

"Este poeta representa la orgullosa tradición española."



En la misma página, a dos columnas, publica un artículo firmado por Salvador Jiménez, con el título "AMOR Y POESIA", en el que dice, entre otras cosas, lo siguiente:

"(...) Errante y melancólico, su nostalgia sólo se cura con tierra onubense allí donde el sol tarda más en desaparecer. Su jardín sentimental se llama España y aquí le estamos esperando con el mismo contento que a él le anima de antiguo a venir."

En las lineas finales cuenta que escribe el artículo en el velador de un Café y la gente le saluda porque lo cree familia de Juan Ramón.
Completa la página 17 un artículo firmado por Francisco Lucientes, corresponsal del periódico en Nueva York. Lo publican a dos columnas y dice:

"El español Juan Ramón Jiménez va a recibir 38.200 dólares, "libres de impuestos", como anunció "poéticamente" un locutor de radio yanqui, y si la cifra viene muy a punto en el oscurecer de un anciano semidesvalido -bolsa de salud, setenta y cinco años de edad- más que el cheque en dinero, más que el debido y posible espectáculo de la poesía pasando del casi sin zapatos al "Cadillac", lo que importa mundialmente es el cheque a la fama. (...)
Juan Ramón Jiménez vive ahora en San Juan de Puerto Rico donde su Universidad le asignó, por una función teórica, un sueldo efectivo minúsculo pero suficiente, ya que el poeta casi se nutre sólo de nostalgia. (...) "



"Durante la última guerra Juan Ramón dió lecciones particulares de español en Washington, y entre sus alumnos figuraron la esposa del Presidente Roosevelt y el propio Vicepresidente de entonces, Henry Wallace. Por aquella época el poeta español regaló a la Biblioteca del Congreso norteamericana todas las cartas que tenía de Rubén Darío. (...)
La ilusión vital de Juan Ramón Jiménez es retornar a España y, en España, a Granada, cuya Universidad le invitó hace tiempo a ese regreso."

Las últimas páginas del diario ARRIBA son de huecograbado. En una de ellas aparece la foto de su casa de Moguer y la del matrimonio Jiménez-Camprub, ilustrando un artículo de DOMINGO PANIAGUA, titulado: "JUAN RAMON, VECINO DE MOGUER"



Dice el paisano de Juan Ramón, al que Francisco Umbral consideraba la mejor pluma de su generación:

"A dieciocho kilómetros de Huelva y enclavado en los lugares colombinos está Moguer. Tiene doce mil habitantes, dos curas, dos abogados, dos jueces, dos médicos y dos farmacéuticos. (...)
Juan Ramón pertenecía a una familia acomodada de vinateros (...) pero un mal día un incendio arrasó su bodega. (...)
En el Congreso de Poesía de 1952 lanzó Adriano del Valle la iniciativa del regreso de Juan Ramón. Un año más tarde, el mismo poeta andaluz planteó, de nuevo, la cuestión en Huelva y de la gestión conjunta con el Gobernador Civil, Summers, cristalizó un ambicioso proyecto: rescatar "Fuentepiña", la finca donde el poeta escribiera "Platero y yo" y gran parte de la obra poética de la primera época.
Prosperó, no obstante, una moción del Alcalde de Moguer, aprobada por la Diputación Provincial de Huelva el 21 de junio pasado, referente a la adquisición de la casa donde viviera el poeta para instalar en ella una Biblioteca y Museo que perpetuaran su nombre (...) "



"En el Casino del pueblo hay dos marinas con su firma- un poco averiadas por el tiempo- que pasan casi inadvertidas, porque muy pocas personas saben quien es su verdadero autor
."

Termina DOMINGO PANIAGUA el artículo con una biografía de urgencia en la que recuerda los orígenes del poeta, sus primeros libros, su neurastenia, su matrimonio y el "momento crítico de su hiperestesia. Los ruidos le exasperan. Encorcha su habitación y se queja de tener un ojo prismático".

Más adelante dice:

"El Movimiento le coge en Madrid y se refugia en la Embajada de Cuba. " (sic)

Recopilador: Felipeángel (c)

No hay comentarios: