lunes, noviembre 27, 2006

ANTARES

La movida, en Vicálvaro, se llamó ANTARES. Por el grupo pasaron fotógrafos, pintores, músicos, poetas y cantamañanas.
Nunca tuvimos despacho en el Ayuntamiento, como otros; nos reuníamos en una cervecería y, entre caña y caña, trazábamos las lineas maestras de nuestro proyecto cultural. La mayoría de las veces eran fuegos de artificio, ideas irrealizables por falta de dinero, pero supimos sobreponernos a las adversidades y conseguimos montar algunos recitales y varias exposiciones.
Cuando el barrio se nos quedó pequeño, salimos al exterior.
Fue bonito leer nuestros poemas en la cafetería del Circulo de Bellas Artes, hacer aquel loco programa de radio que mezclaba canciones punk con versos de León Felipe, conocer a gente con las mismas inquietudes que nosotros.
Después, nada.

2 comentarios:

Anastasia García dijo...

¿Por qué después nada?

Felipeángel dijo...

Tal vez he sido demasiado escueto.
"Después,nada" no alude a nuestras actividades después de que el grupo se deshiciera sino al barrio.Después de nosotros no vino nadie salvo la Junta del Distrito con sus chotis,sus cursos de cocina y su macramé.