sábado, julio 19, 2008

EL ARTE DE NO DECIR NADA



"EL ARTE DE NO DECIR NADA
"

Llega el verano y se impone el arte de no decir nada.
Afortunadamente ya no tengo la obligación que tenía otros años de entregar el ramillete de artículos al periódico de turno e, incluso, la norma general de todo blog que se precie de incluir, al menos, una entrada diaria admite, en estas fechas estivales, la necesaria relajación.
No decir nada sin decir algo parece fácil pero no lo es; sobre todo si en esa carrera de las 300 palabras libres nos tropezamos continuamente con la crisis que no existe, la subida de precios que no es tal o el descontento del Gobierno con todos los que estamos descontentos con él.
Hay que ser, sin duda, muy habilidoso y tener una flexible y elástica muñeca para poder manejar, en estas circunstancias, los exquisitos resortes del arte de no decir nada, dándole al lector la impresión de que se ha dicho algo o, incluso, de que se ha dicho todo; al menos, todo lo que se puede decir sin decir nada.
Un buen ejemplo de escritor que, en la época estival, no decía nada, pudiéndolo decir todo -al menos todo lo que se podía decir en aquel tiempo- fue César González-Ruano.
Ruano no sólo no decía nada, con el mejor estilo, sino decía lo que ya había dicho antes, en otros veranos y, también, en otras primaveras, cobrando a las empresas editoras por partida doble, como correspondía a su genio y su valor.
Hoy en día, que se puede decir todo, se opta, sin embargo, en estas fechas, por no decir nada y, en consecuencia, uno no sabe muy bien si no se dice todo lo que se debe decir para no decir nada de lo que no conviene que se diga, o no se dice nada para dar la impresión de que no hay nada que decir aunque, en realidad, debiera decirse todo lo que necesita saber quien no sabe nada, o poco y al revés, que te quiero Andrés.
Yo, la verdad sea dicha, tengo poco que decir; pero me cabe la honda satisfacción de poder decirlo, y éso , creánme, ya me parece mucho, más que suficiente, mucho más que nada.

Felipeángel (c)

1 comentario:

Javi dijo...

No entiendo que alguien que se expresa con tanta claridad, no deje un espacio detrás de la coma, en la mayoría de los casos. En todo caso, enhorabuena por tu trabajo.